Category Archives: lactancia materna

Bibliogafía básica para tu embarazo

embarazovip.com-embarazo-parto-gestacion-libros-Mama-a-los-40¿Estás viviendo tu primer embarazo? O quizás ¿quieres quedarte embarazada? Si es así seguro te gustará consultar algunos libros que podrán dar respuesta a tus preguntas.

Una buena recomendación es Larousse del Embarazo, una completa guía que te ofrecerá soluciones a todas las dudas que te surjan durante la gestación de tu hijo de forma clara y directa.

En la misma línea encontramos Embarazo: Guía útil, que te ayudará a solventar los principales problemas médicos y emocionales de las mujeres embarazadas. La autora es Carol Cooper.

Por su parte, el libro de Leopoldo Fukjestein Embarazo, parto y primer año de vida es muy interesante porque te ayuda a conocer, comprender y resolver los grandes desafíos que enfrenta la mujer durante estas tres etapas.

Si lo que te interesa es el parto, te recomiendo Guía de la mujer consciente para un parto mejor, que te permitirá saber más sobre la dirección obstétrica del parto y que así llegues al hospital sabiendo qué comporta una cesária.

¿Serás mamá a los 40? Si es así el libro indicado para tí es Mamá a los 40, una simpática guía que la Dra. Silvia Ferrero ha revisado a partir de su propia experiència y que te explicará los cambios que vivirá tu cuerpo durante el embarazo. ¡No te la pierdas!

 

¿Cómo recuperar la figura tras el parto?

_00O1591-baja RECUna de las preocupaciones de las embarazadas pasa por saber cómo recuperarán su figura tras el parto. Y es que, a pesar de que la gestación es una experiencia increíble, también supone para ti muchos cambios y un gran desgaste, sobretodo tras el nacimiento de tu bebé.

Es habitual que la barriga quede flácida y quedarse con unos kilos de más. Partiendo de esta base, siempre es aconsejable seguir consejos como los que nos da Belén Benito, farmacéutica de Laboratorios Suavinex.

Como explica, hay que concienciarse de que la recuperación post parto es un proceso que debe abordarse sin prisas, pero sin pausa. No existen atajos a la hora de recuperar nuestro peso ideal, y “durante las seis semanas que siguen al parto es desaconsejable hacer dieta, ya que puede ser perjudicial tanto para la madre como para el bebé”, indica Benito.

Durante lactancia materna el desgaste calórico de una mamá equivale al de un deportista de alto rendimiento (1.800-2.500 calorías), por lo que una correcta alimentación tiene un papel fundamental. Por tanto, “lo ideal es incrementar la ingesta diaria hasta unas 1.800 calorías, aunque se puede reducir a entre 1.200 y 1.500 si se opta por la lactancia con leche de continuación”, apunta la experta, y continúa: “lo cierto es que dar el pecho al bebé ayuda a la mujer a recuperar su peso con mayor facilidad, dado que con la lactancia materna la madre utiliza depósitos de grasa acumulados durante el embarazo para producir leche, por lo que es más fácil eliminar grasas”.

Junto a unos hábitos saludables de alimentación, la ingesta de líquidos es otro punto al que debe prestarse especial atención.  Beber mucha agua, al menos dos litros diarios, ayuda a hidratar la piel, además de ser una gran aliada para recuperar su luminosidad y tersura, previniendo su envejecimiento prematuro.

Por otro lado, una vez finalizada la cuarentena es conveniente recuperar la actividad física de forma progresiva. Puede empezarse con paseos cortos para, poco a poco, introducir otras actividades enfocadas a la recuperación del suelo pélvico, como la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH), aconsejable tanto si el parto ha sido natural como por cesárea.

También es importante recuperar la piel con una buena crema antiestrías durante las dos semanas siguientes al parto y una crema reafirmante a partir de entonces.

 

 

Biberones Classic de Nuk

embarazovip.com-biberones-nuk-bebe-alimentacionPorque la alimentación infantil debe ser divertida, se diseñaron los biberones Nuk Classic, fabricados en polipropileno y decorados con numerosos motivos. Además, su tetina anatómica consigue un patrón de alimentación muy similar a la lactancia materna.

Uno de los consejos que nos dan desde Nuk es que sus biberones de plástico (biberones de polipropileno) no deben meterse en el lavavajillas. “El material se puede hervir y soporta temperaturas de hasta 97°C, una temperatura que no se alcanza en el lavavajillas”, explican. Sin embargo, la mayoría de los detergentes son muy agresivos y pueden dañar los elementos decorativos y el material. Esto hace que el material se desgaste prematuramente y puede provocar la rotura del biberón

Algunos consejos prácticos que debes tener en cuenta es que al preparar la mezcla, el agua y la leche en polvo deben medirse con precisión, de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Deja que la espuma de la leche baje en el biberón después de agitarlo. También es importante que el tamaño de la tetina y de su orificio sean los adecuados. La tetina debe estar completamente llena de leche cuando se ofrece al bebé.

 

embarazovip.com-amamantar a tu bebé

¿Cómo amamantaré a mi bebé?

embarazovip.com-amamantar a tu bebéUna de las decisiones que debes tomar durante tu embarazo es cómo vas a amamantar a tu bebé. Si bien no hay duda que la leche materna es la mejor para el bebé, en algunos casos no es posible alimentar al niño con tu leche y deberás optar por leches preparadas especialmente para sus primeros meses de vida.

Centrándonos en la lactancia materna, entre sus ventajas figuran el efecto relajante en el bebé, una recuperación más rápida de tu peso habitual tras el parto y poder disponer de leche a cualquier hora y en cualquier lugar, sin necesidad de preparación y a la temperatura adecuada.

¿En qué se basa la producción de leche materna? Debes saber que se rige por dos hormonas denominadas prolactina y oxitocina. Mientras que la primera tiene un efecto estimulante sobre las glándulas mamarias para que se produzca leche, la segunda permite la contracción necesaria para que la leche salga del pecho materno.

Existen dos elementos clave para garantizar el éxito a la hora de amamantar a tu bebé: la succión y la alimentación de la madre. Es la demanda del niño la que regula la producción de leche, de manera que la madre de mellizos puede producir el doble de leche que la madre que sólo tiene un hijo.